El Ñomo

S.O.M Carlos María Tabeira Fernández

El Sargento (SG) Carlos María Tabeira Fernández.

Ayer 21 de enero del 2019 se elevó a un plano superior una buena parte de mi historia personal, quizás de aquella que marcó a fuego nuestro pasaje de muchacho a hombre. Fue a fines del año 1973 que ya había tomado la decisión de ingresar en una escuela para formación de técnicos de nuestras humildes Fuerzas Armadas, la ocasión me la dio la E.T.A Escuela Técnica de Aeronáutica. Fue así que luego de dar los exámenes correspondientes ingresé a la misma con fecha oficial el 1 de febrero de 1974 y con fecha real el 4 del mismo mes.

Fue ese día que nos recibió Don Carlos, el quedó a cargo de aquel dispar grupo de reclutas que en ese momento teníamos entre 15 a 21 años, yo estaba en el centro para esa fecha, tenía 18 recién cumplidos, pero en alma y corazón era mucho más joven….

Aquel febrero fue un febrero de sol y de un sol fuerte y canallesco, que se confabuló para hacernos el mes de reclutamiento más difícil que lo común, ese mes estaba hecho para depurar las filas, para lograr que los más débiles asumieran su condición y se retiraran, y así fue, todos los días nuestras filas se veían alteradas en su número por los muchachos que por propia voluntad se daban de baja.

Don Carlos era joven, tenía apenas 10 años más que nosotros; yo recuerdo unos 28 años, era de baja estatura y más bien gordito, pero en su faz y en su carácter se notaba perfectamente definido los rasgos de un rígido Sargento de Aeronáutica. No andaba con vueltas el recordado Sargento Tabeira, y en ello, en su trabajo, puso su empeño y logró un disciplinado grupo de traviesos muchachos, porque si bien se cumplía, no por ello se dejaba de ser joven y divertido.

La vieja escuela era pobrísima, la realidad es que éramos un instituto muy humilde pero a pesar de eso el Sargento Tabeira nos fue modelando y llevando a ser un grupo sobre todo unido, con buena base, cumplidores y disciplinados al momento de mostrarnos como una escuela de soldados especialistas de nuestra siempre estimada Fuerza Aérea.

Don Carlos cumplió con creces con lo que se esperaba de él y creo que aún más en muchos aspectos, si bien siempre mantuvo su postura firme también y en varias ocasiones. Y en cuanto a mi, tuvo ese acercamiento que al día de hoy recuerdo como el de un hermano mayor o de un buen amigo, así lo recuerdo, dándole gracias por su trabajo, y reconociendo que en mi balance personal, fue un honor y una satisfacción haberlo conocido. Al día de hoy, estoy seguro que Don Carlos estará al firme como siempre dándole los primeros fundamentos de la vida militar a un indisciplinado grupo de ángeles, que pronto serán el grupo de ángeles más disciplinados de todo el cielo azul.

A su familia, a sus amigos, a sus compañeros de la vieja FAU, a mis compañeros, un abrazo grandote y mis condolencias por esta pérdida física, que nunca será espiritual mientras nosotros lo sigamos recordando con afecto.

Donde esté estimado SOM (R) Carlos María Tabeira Fernández, un abrazo enorme.

El Centro agradece a su Sra. Esposa e hijos Fernando y Diego por el material fotográfico. Y en especial, al EX – ALUMNO NELSON ACOSTA, por el presente artículo.

Un comentario en «El Ñomo»

  • el marzo 13, 2019 a las 2:29 am
    Enlace permanente

    Como hijo mayor de Carlos María Tabeira quiero agradecer el bellísimo homenaje realizado. Siento el profundo dolor de su partida, un profundo y eterno agradecimiento por darnos todo y formar a sus hijos como hombres de bien. Gracias Papá perdona sino te dijimos todo lo que te amamos, sé que solo cambio la forma de estar con nosotros . Orgulloso de vos, adiós no sino hasta pronto Papá, nos volveremos a encontrar.

Los comentarios están cerrados.